Latin News Agency

Be Informed to Change the World for the Better.

                        

 

Chile in the spotlight at Latin American Cultural Festival

Macau Daily Times-Sep 12, 2016
 

Chile in the spotlight at Latin American

Cultural Festival

-

 

Tuesday, September 13, 2016 - 3 weeks ago No Comments 1,611 Views

The Chilean capital Santiago

The “2016 Latin American Cultural Festival,” organized by the Macau Association for the Promotion of Exchange between Asia-Pacific and Latin America (MAPEAL), began on August 19 and will continue until September 15 in Macau.

Included in the festival is the second “Seminar on Latin American Literary World.” The seminar will be held today from 11a.m. to 12:30p.m. at the University of Macau. The guest speaker is Edmundo Bustos Azócar, who is the Media and Culture Attaché of the Embassy of Chile in the People’s Republic of China.


According to information provided by the organizers, Bustos has been the Attaché since last year. Before coming to China, he was in Chile working in the field of cultural resource management. He was the Director of Cultural Heritage at the Observatory of Cultural Policies from 2011 to 2014. Before that, from 2006 to 2010, he was the National Chief of the Cultural Heritage of the Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (National Council for Culture and the Arts). He has also been a professor at various universities in Chile, such as the University of Chile, University of Valparaíso, University of Miguel de Cervantes, among others.


For this seminar, Bustos will introduce Chile and present the cultural heritage diversity of the country, including the six places that were declared World Heritage sites by UNESCO. He will also introduce the two Nobel Prize winners of Chile, Gabriela Mistral and Pablo Neruda.

 

Real changes in Cuba may flatter to deceive

NEWS/POLITICS / 

29 May 2016 at 11:00am

By: Peter Fabricius

Some in Cuba fear that an influx of US investment and trade will create an increasingly assertive middle class which will demand more political freedom, writes Peter Fabricius.

Cuba’s deputy foreign minister Medina Gonzalez, visiting South Africa this week, urged Pretoria to support his country’s campaign for the lifting of America’s economic blockade against it.

Under Obama’s new thaw in relations with Cuba, the US has lifted parts of the embargo - allowing trade in US dollars of a few products. But the blockade essentially remains intact, Gonzalez told Independent Newspapers.

And in a press briefing at Freedom Park, Gonzalez said the US economic, trade and financial blockade was still the main obstacle to Cuban’s development.

One might have imagined that open economic relations with the rest of the world would have boosted development to much higher levels than now, if the government’s economic policies were right. But leave that aside for now;

Despite Gonzalez’s complaint, not everyone in Cuba’s government is thrilled about the thawing of relations with the US, including the total lifting of the embargo which will surely come not long from now.

Hardliners in Havana evidently see Washington’s engagement as a manoeuvre to effect regime change, through the more subtle means of implanting insidious “neo-liberal” economics, rather than by sanctions and isolation.

According to the Foreign Affairs journal, such hardliners, for example, rebuffed Google Ideas’ offer to install a mobile wireless infrastructure for the nation, free of charge.

Second Vice-President José Ramón Machado Ventura said America was doing so “to penetrate us and do ideological work for a new conquest”.

The ultimate fear of such sceptics is no doubt that an influx of US investment and trade will not only boost the economy, it will also create a growing and increasingly assertive middle class which will demand more political freedom and influence, that is, more democracy.

This concern is hardly surprising since it has been offered by the Obama administration itself as a justification for its change of Cuban policy. When he re-opened the US embassy in Havana in August last year, US Secretary of State John Kerry manifested a carrot-and-stick approach to Cuba, saying the economic embargo was unlikely to be lifted fully until Havana effected human rights reforms.

And the Cuban-American group #CubaNow has also pushed for dialogue and investment as a better way to promote democracy, human rights, and open markets in Cuba.

The warming of relations with Havana has inevitably also angered the powerful Miami-based anti-Castro lobby of Cuban expatriates.

Ironically some of them have also invoked the “neo-liberal” argument against Obama’s Cuba policy.

Foreign Affairs reported, for example, that Miami-based political analyst Frank Resillez had described the new US strategy toward Cuba as “basically a process of colonisation; We are going to colonise Cuba again, just like the Spaniards did, just like the Soviets did for 30 years”.

Gonzalez, though, firmly rejected any suggestion that the thawing of relations with the US would impose unwanted economic or political changes on Cuba.

Cuba had been “updating its economic and social model” since well before the change in relations with the US. This was a “sovereign” and “independent” process which Havana had undertaken, on its own, in the best interests of the country.

Cuba was “diversifying” relations with the whole world and not just the US, he added.

Oddly, though, just as Gonzalez was talking about Cuba updating its economic model, back home his government was announcing important reforms to that model, legalising small and medium-sized private businesses.

Was this a response to the US thaw? In his interview with Independent Newspapers, Gonzalez had complained that Washington still insisted that products exported from Cuba to the US had to be produced by private enterprises, though most companies were still state-owned.

That US policy certainly looks like another example of carrot-and-stick “neo-liberalism” at work. But the legalisation of small and medium private enterprises also suggests Cuba is nonetheless adjusting policies to fit.

US policy is not the anvil on which Cuba’s future will be forged,” Kerry stated when he opened the US embassy last August. He would have to say that, to show the necessary respect for Cuba’s sovereignty.

The reality of whether the new policy does nudge Cuba closer to free-market democracy, though, will have to be assessed as it plays out over the months and years ahead.

Foreign Bureau0

 

Por sus frutos los conoceréis.

 

 

Por Gualdo Hidalgo 

La reunion de Miami del asesor de Seguridad Nacional Ben Rhodes con un grupo de cubanos, mas que como mero encuentro,  resuena como el pistoletazo de Raul Castro contra las sienes de la oposicion historica al castrismo. 

Por sus connotaciones para el destino del pueblo cubano, el encuentro debio celebrarse un dia antes, para la sincronia perfecta con el 10 de marzo,  cuando se conmemora el fatidico golpe de estado de Fulgencio Batista. 

Paradojicamente, el senor Ben Rhodes, descendiente de judios, ni el senor Brack Obama, descendiente de africanos, se pusieron del lado de las victimas. Bajo un diferente ropaje ideologico, optaron  por apoyar la tirania castrista en repeticion del apoyo brindado por Estados Unidos a la tirania de Fulgencio Batista en la decada del 50. 

Lo mas impactante del encuentro fue la actitud despotica y prepotente del senor Rhodes al escoger a los representantes de la sociedad civil cubana apuntandolos con su indice inapelable y discriminatorio. 

El encuentro constituyo –de por si-  una flagrante violacion de derechos humanos y una injerencia de Estados Unidos a favor de la tirania castrista. 

Mas que un encuentro fue un insulto. 

El brutal ataque de Barack Obama contra el derecho soberano de organizaciones de cubanos del exilio historico a oponerse al castrismo nos trae a la memoria el legado y premonicion de Jose Marti respecto al gobierno de Estados Unidos respaldando regimenes antidemocraticos en Nuestra America. 

Barack Obama se ha constituido en “esa fuerza mas” usada por los Castro contra el derecho de los cubanos a ser libres y regirse por un gobierno democratico. 

Ante el respaldo del gobierno de Barack Obama a la tirania castrista, la mayoria de los lideres y opositores al castrismo han optado por “el silencio respetuoso”. 

Es de imaginarse que Barack Obama y Raul Castro contaban con esta pobre reaccion antes de embarcarse ensemejante aventura. 

El peor problema de Cuba es la crisis de los valores. Y la fe cristiana era el nucleo de nuestra cultura. La crisis es tal que muchos cubanos han aceptado la orden de no recibir en sus casas a hermanos y padres de visita en la isla desde Miami por rezones politicas dictadas desde La Habana. Y recuerdo a un professor universitario –nada menos que un professor universitario_justificando el que fingiera su adhesion al gobierno, y aplaudiera en las plazas o recuniones laborales pues de lo contrario no le entregarian cada tres o cuatro meses una bolsita plastica conteniendo un jabon, pasta de diente y desodorante. Otros muchos han cumplido las ordenes de sitiar las casas de los vecinos, lanzarles huevos, golpearlos, asesinarlos por el hecho de solicitar visa para abandonar el pais. Cuba es uno de los poquisimos paises que persigue a sus ciudadanos para que no se vayan.

Sin valores nada es possible. El cubano debe rescatar la fe, reencontrarse con Jesus. En la medida que lo logre, marchara.

“Y les habló Jesús otra vez, diciendo: YO SOY la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, mas tendrá la luz de la vida.” 

"Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?" 

 

 

Nadie comprobó físicamente a los

prisioneros indultados por visita

papal a Cuba (Parte I)

Dudosa la cifra de amnistiados.

 

 

 Por Jaime Leygonier/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- La cifra de 3 522 presos indultados por el general-presidente Raúl Castro en honor a la visita del Papa Francisco, no le consta ni a las agencias de prensa extranjeras acreditadas aquí, ni a la Iglesia católica, según consulta telefónica o personal a algunos reporteros de estas representaciones, autoridades eclesiásticas y otros después de varios meses.

Todos concuerdan en que hubo indultos, pero sin presencia de la prensa o de cualquier observador neutral. Y muy pocos, o ninguno,  contactó con algún  excarcelado.

Sin embargo el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, monseñor Juan de Dios Hernández, informó al Papa la cifra de “3 522 excarcelados”.

Es  el número que publican el presidente de la Pastoral Penitenciaria, obispo Enrique Serpa y el Secretario Ejecutivo de esa Pastoral, fray Francisco Márquez, el que agrega la intención gubernamental: “…/como gesto humanitario/…”.

Todos repitieron como constatado lo que el Estado informó, sin comprobarlo después con los supuestos liberados.

La Gaceta Oficial de la República de Cuba de septiembre del 2015 publicó la lista de nombres de los indultados, mas sin sus direcciones, de suerte que es inverificable.

Al encuestar a clérigos y sus empleados sobre la Pastoral Penitenciaria  y la fuente de información sobre los indultos, la cifra dada y si habían comprobado personalmente algún caso o expediente, alegaron desconocimiento y dudas. Unos no recuerdan, otros se contradicen, los más se niegan a hablar. Se muestran evasivos, hostiles y hasta en pánico. Cuestionados al respecto, varios confirman que no conocen que existiera comprobación de la información oficial, ni observadores de la Iglesia u otros, ni contactaron excarcelados, ni conocieron que la Iglesia lo haya hecho.

Ocurre por igual con los reporteros de la prensa acreditada:

De A.P., la Sra. Andrea Rodríguez declara que: “Pasó hace mucho. No tengo idea de la fuente de esa información. No tengo forma de confirmarle si lo publicaron las agencias de prensa”.

En REUTER, un hombre que se negó a identificarse, dijo: “No hablo a nombre de REUTER. Ud. me pidió un comentario personal y  se lo doy por amabilidad, pero no para publicar”. “Lo tomamos de las fuentes oficiales, no había como verificar eso/…/Entrevistamos a algunos – excarcelados/…/Solicité esas direcciones/…/”Ya eso está archivado, publicado/…/ No lo tenemos.”

De BBC: El Sr. Fernando Rasberg  respondió dos veces con “No” a las preguntas sobre si conoció de la cifra de indultos por otra vía que la gubernamental y si la verificó, y si contactó excarcelados o conocía que lo hicieron observadores  u autoridades de la Iglesia.

De France Pres, el Sr. Román dijo: “Sé lo mismo que Ud. Escuchamos decir de la excarcelación. Lo hicieron tan entre ellos que no hubo filtración para la prensa. Nunca los vimos, nunca lo constatamos, ninguno nos llamó. Lo leímos y confiamos, medianamente, en que la Iglesia no mienta. Es esta institución la que puede ratificarlo o no.”

El presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez Santa Cruz, declaró: “De los 53 presos políticos que liberaron por la visita del secretario de Estado John Kerry, si tuve conocimiento. De estos de la visita papal, no he contactado a ninguno”.

Dagoberto Valdés, promotor de un importante movimiento cultural en Pinar del Río, tampoco tiene confirmación de los indultados, ni de observadores de la Iglesia. Conoció a un hombre que le declaró ser uno de los indultados y obtuvo información de que varios regresaron a prisión, presumiblemente por reincidencia.

En HABLEMOS PRESS, su director Roberto de Jesús Guerra conoció de un caso,  y recibió  llamadas telefónicas de presos que informaban de otros indultados; pero estima que podría tratarse de traslados. 

La  jefa de redacción de “Palabra Nueva”, la revista del Arzobispado de La Habana, Lic. Yarelis Rico Hernández, explicó: “Cuando el Papa visita un país, es normal que se otorguen indultos, ya que hay solicitudes de la iglesia. El Estado, que tiene también su lista, es quien determina todo; no hubo fiscalización por parte de la Iglesia.”

El padre José Félix declaró no tener conocimiento de verificación de la cifra ni de observadores.

El director de la publicación “Vida Cristiana”, padre jesuita Eduardo García Tamayo, aseveró: “Estoy seguro de que ésto no lo hemos confirmado, lo leímos en los periódicos”.

Acudimos a este sacerdote porque el número de “Vida Cristiana” del 27 de diciembre publicó una entrevista con la cifra y la valoración de los indultos como “gesto humanitario”.

Explicó que no lo redactó ni revisó, sino que el texto es una entrevista al secretario ejecutivo de la Pastoral Penitenciaria, padre mercedario Francisco Márquez. ”Si quieren más información, deben dirigirse a él”, indicó.

Agregó que la entrevista la realizó un laico, Armando Núñez, empleado del Ministerio de Educación (MINED), y quién no ha contactado con “HABLEMOS PRESS”, como se le solicitó al padre García.

Días antes se le pidió al entrevistado, el padre Francisco Márquez, secretario ejecutivo de la Pastoral Penitenciaria,  una entrevista y aceptó.  Más dilataba el encuentro y finalmente recomendó ver al padre Eduardo García.

A su vez, éste nos recomendó ver al padre Francisco Márquez; alegando que: “No tenemos más datos de los que aparecen en la nota publicada. Él tiene un conocimiento superior al nuestro en este asunto”.

Telefónicamente, Fray Francisco alega ignorar el número de asistidos por la Pastoral Penitenciaria, de la cual es secretario, aunque no quien la dirige. Es a Monseñor Enrique Serpa, obispo de Pinar del Río, a  quien se le debe preguntar.

Más Monseñor también ignora todo sobre esa Pastoral que dirige en su propia parroquia de Jesús del Monte. Solicitó “dos o tres días para recopilar la información”, mas luego no pudo obtenerla, alegando estar ocupado.

Declaró no haber visitado a ningún indultado: “Debo conocer alguno”,  ni tener conocimientos de observadores de la Iglesia: “Es información oficial que se corrió con la visita del Papa. Me parece que supe de la cifra de indultados por algunos escritos de la Iglesia y de publicaciones del Gobierno. A veces en la redacción hay pequeñas variantes que uno no expresó”.

El director de “Vida Cristiana”, padre Eduardo García, al que le dicen “Yayo”, afirmó que tampoco sabía nada de esa pastoral en su parroquia, el Sagrado Corazón de Jesús, en la calle Reina de la capital. Telefoneé allá y pedí a la recepcionista que me comunicara: “con el padre que atiende la Pastoral Penitenciaria”:

Y me respondió: “El padre “Yayo” salió”. Pregunté: “¿Cuál es el nombre del padre “Yayo”?”  “Eduardo”. “¡¿Es el padre Eduardo García Tamayo?!”  “Sí”.

Cuando el Papa visitó Cuba, en los momentos en que ocurría el indulto masivo, ¿por qué ni Su Santidad Francisco, ni el general-presidente, ni el cardenal Ortega, ni periodista católico, ni nadie,  mencionaron siquiera, en tantas homilías, discursos y comentarios, este asunto tan álgido del número de condonados?

Y el problema no es que la cifra y lista de indultados publicada sea falsa o exacta, sino que a nadie le interesan los presos para algo más que un renglón “humanitario” en un discurso. De lo contrario habrían verificado.

Y que el resto del mundo forma su opinión sobre la realidad cubana,  y sus presidentes y congresos modifican políticas y discursos hacia Cuba según lo que les informan una prensa y una iglesia, repitiendo ecos de mensajes oficiales que no pueden, o no se molestan en comprobar. (Continuará).

Pie de foto: Periodista Jaime Leygonier hace preguntas a reporteros, católicos y activistas desde HABLEMOS PRESS.

Artículo publicado en Panorama Eclesial sobre La Pastoral Penitenciaria en Cuba.

Etiquetas: amnistía, general-presidente, Papa, indultados, Palabra Nueva, Vida Cristiana